Cómo operar en Packet Radio...
(1993-07)

Por Miguel R. Ghezzi (LU 6ETJ)
SOLVEGJ Comunicaciones

Este artículo fue escrito hace unos cuantos años. Lo encontré en el sitio de la UARC.(www.uarc.org.ar), lo cual me permitió recuperarlo (ya no lo recordaba...) Mi agradecimiento a los amigos de la UARC por conservarlo y ponerlo a disposición de los colegas.
Aunque es posible que hoy en día (2005) esté  desactualizado, quizás pueda ser de alguna utilidad reproducirlo en este sitio. Apenas he realizado algunas correcciones menores, principalmente en la redacción, para aprovechar las capacidades del lenguaje html.


El objetivo de este pequeño trabajo es el de ayudar a quienes comienzan en la actividad a conocer los usos y costumbres que son habituales en la fecha de su publicación (Julio de 1993) y en nuestro país. Se dan en él, sugerencias operativas que, a mi juicio, pueden ser útiles para un desenvolvimiento pleno y productivo en la actividad. No es un artículo técnico, pues existe abundante y buena bibliografía ya escrita por otros colegas que podrán obtener hurgando en los BBS's de la red. La dirección apunta más bien a que el recién llegado pueda conocer, más o menos rápidamente, los hábitos, costumbres sociales y protocolos domésticos, ayudando a suavizar la sensación de ¿estará mal lo que estoy haciendo?.

Un poco de historia

Del mismo modo que cualquier otro objeto producido por el hombre, el Packet Radio ha sufrido una evolución tanto en lo técnico como en lo social. Hijo de sus predecesores más inmediatos: RADIOTELETIPO y AMTOR, en sus comienzos se lo empleó de modo semejante: Establecimiento de comunicaciones punto a punto (a veces también una rueda), con operadores llevando adelante diálogos escritos, tanto en HF como en VHF.

Una vez pasados los emocionante y mágicos momentos en que el feliz poseedor se siente arrobado al ver en su pantalla las letras que el corresponsal digita en su teclado a cientos de km (o de metros) y sin errores, es más o menos evidente que no muchos se sentirán cómodos escribiendo lo que pueden hablar directamente:
Imagínese una charla de café en que los interlocutores se pasen papelitos con sus respectivos comentarios y tendrá una idea de lo que pretendo decir, máxime teniendo en cuenta que la calidad del enlace necesaria para establecer una comunicación de Packet satisfactoria es más o menos la misma que otorga una comunicación vocal más que confortable.

Casi inmediatamente, se advirtió que un potencial interesantísimo del sistema radicaba en su capacidad para trasmitir CUALQUIER TIPO de información digitalizable prácticamente sin errores. Ello abrió, en primera instancia, la posibilidad de intercambiar programas de computadora, tanto en BASIC como en idioma de máquina. En aquel entonces la IBM PC no poblaba nuestros escritorios, sino que el TNC se conectaba a máquinas tales como las Commodore 64, las Sinclair 1000 o 2068, las Spectrum o algunas de la serie TRS, sin que estuvieran ausentes aquellos que conectaban el TNC a una terminal mecánica tal como ­justamente! la vieja teletipo (así comencé, acompañado por el viejo Bogo, la LU5EDP, con un TNC construido por Norberto Peninni (LU 8DYF) y una vieja TTY Olivetti cuyos bramidos mecánicos y sus "caminatas" por la mesa todavía recuerdan los vecinos).

Esta disparidad de elementos no ayudaba mucho a la idea de transferirse programas, imágenes o música, por las diferencias de diseño en las máquinas empleadas (además con una teletipo mecánica, ­no había ningún programa que transferir!) pero, al menos, permitía intercambiarse textos interesantes reproduciéndolos una y otra vez, con lo que aparece el germen que luego le iría a dar un sentido más práctico a la actividad.

No hubo de pasar mucho tiempo para que alguien imaginara la posibilidad de implementar en Packet algo que ya existía anteriormente en las redes telefónicas: los "Bulletin Board Systems" o BBS, que eran sistemas informáticos destinados a almacenar y redistribuir mensajería personal y boletines informativos de interés general (en el principio los BBS no almacenaban programas de computadoras, pero pronto con la estandarización del idioma BASIC y más adelante con la popularidad de ciertas máquinas esta posibilidad se amplió muchísimo). El primer BBS que recuerdo (en la Argentina) lo instaló Pedro Converso (LU7ABF) en Capital Federal y aún se halla en el aire. Se puede decir que a partir de aquel primer BBS radial, el Packet Radio fue desarrollando su propio perfil, generando un lenguaje de radio inédito hasta entonces.

Cuando nace el cinematógrafo su lenguaje es semejante al de la fotografía y el teatro. Cuando nace la radiodifusión emplea el de los periódicos, y el teatro. Cuando lo hace la televisión, el de la radio y el cine. Luego, paulatinamente cada medio va desarrollando su propia su personalidad. Lo mismo sucede con Packet Radio: nace copiando hábitos anteriores para finalmente generar aquellos que le son propios y que se derivan de sus capacidades distintivas. Este proceso no ha concluido, aún no se explotan todas sus capacidades culturales y su lenguaje es incipiente y rudimentario, eso significa que probablemente usted represente un papel importante en el futuro de la actividad, razón de más para emprender esta exploración con animo aventurero y creador. Razón suficiente para que no tenga demasiado temor a equivocarse. Si es cierto que "se hace camino al andar", no olvide que este aún no se ha pavimentado y requiere todavía de algunos hombres que, machete en mano, abran nuevas sendas (lo que no quiere significar que el machete se emplee contra otros caminantes...)

Hoy por hoy

Existen actualmente varias actividades básicas que puede realizar hoy con su flamante TNC.

QSO's

Establecer comunicados punto a punto y en tiempo real con otro corresponsal intercambiando comentarios tales como: "¿Me copiás?"; "¡Que bárbaro esto del Packet!"; o "¿Lo viste a Fulano en el club?", quizás diálogos más extensos si es rápido con los deditos. No hay ningún motivo para avergonzarse de esta práctica (nota del autor: en ese tiempo "chatear" no era algo usual o conocido), porque forma parte de la maravilla que está presenciando y tocando con sus propias manos, y un ser humano que no se sorprenda y disfrute intensamente de esos descubrimientos es posible que este momificado desde ya hace varios años... mas no se extrañe de encontrar pocos interlocutores: es un entusiasmo pasajero que dura relativamente poco. Es posible que más de uno cuando Ud. se queje de la "frialdad" con que los colegas le responden a una conexión desde su estación, le regale una sonrisa condescendiente (o en el peor caso una expresión de lástima) por expresar tan ingenuamente su calidad de novato. Reitero, no hay nada de que avergonzarse. No les haga ningún caso, ¡ellos también comenzaron de ese modo!, pero no se enoje mucho si lo despiden cortés pero rápidamente de un QSO no solicitado. De cualquier forma todos, de vez en cuando, nos despachamos con una charlita escrita aunque en Fone nos escuchemos 9 +20, tal vez por aquello de que "siempre hay un niño en un rincón del corazón".

Intercambiarse programas

Si es nuevo en Packet puede que sea nuevo en computadoras o no, pero seguramente le resultar irresistible la posibilidad de pasarse un programita con algún colega. Tampoco dura mucho tiempo esa compulsión a pasarse cientos de miles bytes por el solo placer de disfrutar de esa fuente inagotable y gratuita de material informático. La avidez del robotito de la película "Cortocircuito" que exigía ¡Input!, ¡More input! no dura, porque a 1200 baudios es todavía un poco tedioso, pero es una práctica que se mantendrá por mucho tiempo dado que el intercambio de material informático es necesario y útil para todos.

Ingresar a los BBS

Nada hay de misterioso en un BBS, pero ciertamente inspiran bastante "respeto" a los Novicios, (hasta cierto temor reverencial). Allí se hacen más patentes esos miedos atávicos a "meter la pata". No tema, haga lo que haga, ya lo hizo alguien antes que usted y los programadores que los diseñan han tomado recaudos suficientes para protegerlo de los errores de operación. Es más, cualquier operador "de ley" (les dicen SysOp) de un BBS, seguramente lo instará a hacer todas las experiencias que crea necesarias para su aprendizaje, seguro que nadie va a sufrir daño.

Los BBS son programas de control de información que al igual que todos los programas tienen instrucciones y métodos particulares para ser manejados. Una vez que haya conseguido entender cómo funciona su propio programa terminal y su TNC, habrá de aprender cómo funciona el programa BBS al que intenta acceder. Todos ellos cuentan con sistemas de ayuda sobre sus comandos y explicaciones breves de manejo accesibles casi inmediatamente al momento de su ingreso, mediante órdenes simples como tipear "?" o "h" (por HELP). Realizan funciones que exceden el marco de su denominación pero fundamentalmente le permiten:

Leer boletines

Los boletines pueden ser textos escritos o programas de computadoras destinados a su divulgación pública. Eso define su carácter principal: SER PUBLICOS. Su autor pretende que sea conocido por todos los interesados potenciales. Cuando luego de ingresar a un BBS se ejecuta la orden "ll 30", por ejemplo, ver  que comienza a enviar un listado de los últimos 30 boletines (y sus mensajes personales). Notar  que los boletines tienen un campo con un título que indica más o menos su contenido y también notar que hay una columna que indica para quien está destinado, por ejemplo:

TODOS  -   ALL  -  BAYCOM  -  REGLAS  -  SAT  -  KEPS; etc.

Esos nombres los define su autor en el momento de enviarlos. Es simplemente un medio para informarle a Ud. y a la máquina quienes son los destinatarios de ese boletín. Si dice "TODOS", es evidente que lo considera de interés general, pero si dice "SAT", supone que le sera útil a aquellos que les interesan las comunicaciones vía satélite, es, por lo tanto, un mecanismo de clasificación. Este nombre lo aprovecha también el programa administrador pues una orden del tipo: "l> SAT" servirá para pedirle al BBS que le entregue un listado de todos los boletines enviados a ese destinatario ficticio llamado "SAT".

Verá también que en otra columna aparece un "área de distribución", que puede ser geográfica o institucional. Cuando el  área es geográfica (LUNET, LATNET, WW, etc), indica que el autor desea distribuirlo automáticamente por esas regiones, por ejemplo si es "@LOCAL", se distribuirá en su vecindad; si es @LUNET, por toda la red Argentina; si es @LATNET, por la red latinoamericana; si es @WW, por todo el mundo (por World Wide).

A veces podrá encontrar un desorientado que escriba un boletín @WW vendiendo una 6DQ6, puede ser que el hombre crea en serio que alguien en las antípodas se la puede pedir por correo, pero lo más probable es que no tenga el tino suficiente como para darse cuenta que lo suyo no le interesa a todo el mundo, vale la pena ser humilde y recordarlo antes de emitir un @WW de autoría propia...

Las áreas institucionales se emplean para efectuar distribución selectiva entre BBS's pero también como información clasificatoria: Puede obtenerse un listado de todos aquellos boletines que sus autores consideraron de interés para nuestros connacionales con una orden del tipo: l@ LUNET, pero además cumple con otra tarea interna del BBS: dirigir automáticamente esa información a un directorio que la mantenga indefinidamente, porque los boletines permanecen un tiempo relativamente corto en él, al cabo de cierto tiempo se eliminan automáticamente por el programa, dependiendo de la capacidad del mismo y del soporte en disco disponible.

Ejemplos de áreas institucionales son "AMSAT", "ARRL", etc.

Todos los boletines tienen un número (que es distinto en cada BBS, aunque el boletín sea el mismo) que sirve para leerlo mediante una simple orden: r 1952, o r 12345, (r por "READ"), etc.

Escribir boletines

Escribir boletines es algo así como la "actividad social" que desarrolla el aficionado packetero. Tal vez representa la actividad más ligada con el genuino espíritu de la radio afición. Es en ellos donde radica el patrimonio cultural más poderoso del sistema. Representan el proceso de intercomunicación por excelencia, expresan ese carácter multilateral de la comunicación que es una pertenencia por derecho propio de los Radioaficionados. A través de los boletines el aficionado da algo de sí a los demás, su experiencia, su opinión, su conocimiento o hasta su propiedad (como el caso de un programa útil).

Nunca serán pocas las palabras para alentarlo a esta práctica generosa y entretenida. No hay porque temer a la opinión que los demás colegas tendrán de su escrito, cualquiera sea su capacidad para ese fin. Tampoco importa su habilidad literaria o su mayor o menor capacidad para escribir sin faltas de ortografía, después de todo Ud. es el producto más acabado y maravilloso de la evolución en el universo conocido: es un ser humano y por eso lo que tenga que decir es valioso en si mismo.

Lo que si importa es escribirlos con seriedad y respeto, aunque sean sencillos o elementales. Serio no significa "formal" o "acartonado", simplemente que este hecho con amor y dignidad. Todo vale, desde una broma o un buen chiste hasta un artículo sobre la teoría de la relatividad y también, desde luego, una opinión acerca de cualquier tema de su interés y que considere de interés por los demás. El único requisito es la buena ética, a partir de allí todo sirve, tal vez no todos, pero seguramente más de uno aprenderá algo de su experiencia que es "única en el mundo".

De todas maneras no está demás preguntarse antes de emitir un boletín: ¿Es útil para los demás?; ¿Es constructivo?; ¿Promueve la discusión madura de algún aspecto de la vida o la actividad?. Si la respuesta que se da es afirmativa, ¡Por favor, no deje de escribirlo...!

También vale la pena recordarnos a cada momento que los demás no tienen porque cargar con nuestras broncas y amarguras domésticas, ¡ya bastante tienen con las propias...! Al menos en estos pagos, es frecuente encontrar boletines que no son mas que la expresión de emociones personales primitivas traducidas a bytes. Nuestra constitución garantiza la libertad de expresión, pero el buen gusto y la sobriedad aconsejan limitarla en nuestra conciencia, ¿verdad?.

En mi concepto, siempre será  preferible un trabajo u obra suya antes que una simple y automática trascripción de un disquete, pues se supone que Packet Radio no es una revista, sino una actividad de radioaficionados (que son hombres que se comunican entre si). De todos modos un tema cuya autoría sea de terceros no implica una descalificación ni mucho menos pues, naturalmente, puede ser muy interesante.
Dado que pueden enviarse programas de computadoras en forma de boletines, tenga presente, si es nuevo, que si decide divulgar tal o cual programa, es posible que, en realidad, no este haciendo más que sobrecargar la red con información que ya pasó por ella o que está en cualquier BBS, dicho descarnadamente: El packet ya existía antes de que usted llegara...

Tal vez merezca un pequeño comentario esto de enviar algunos programas como boletines. La red es bastante eficiente, pero cuando se emiten diez o veinte boletines de 10 o 20k conteniendo un videojuego, lo que se está haciendo es recargarla con información superflua que dificulta la transferencia de aquellas que no se obtienen fácilmente en otras fuentes (además del flujo de la mensajería personal). Considérese que el intercambio de esta clase de boletines entre los BBS's, ocupa tiempo y espectro que no queda disponible para Ud. y el resto de los colegas y, después de todo, un jueguito o una foto de una hermosa joven se consiguen en cualquier casa de computación por dos centavos. Por supuesto que su criterio es tan bueno como el mío en estos asuntos, pero estamos analizando el supuesto de que está haciendo sus primeras armas.

De ser posible cuando escriba un boletín, no lo haga estando conectado al BBS a menos que sea muy corto y sencillo. Algunos BBS tiene pocas puertas de atención disponibles y el tiempo que demanda escribirlo la deja cerrada para quienes intentan acceder a leer o dejar otros mensajes y/o boletines. Es más conveniente redactarlo mediante un procesador de palabra y enviarlo, luego, todo de una vez. Podrá así efectuar un trabajo prolijo y bien presentado, que demuestre a los demás su interés por ellos. Un boletín escrito "en caliente" sin estructurar las ideas ni las palabras, no otorga una buena imagen porque sugiere falta de dedicación y consideración hacia los colegas, que si bien tienen la obligación de aceptarlo a Ud. "tal como es", no implica que les resulte agradable recibirlo en su QTH, desaliñado y desprolijo...

A los boletines debe asignárseles:

  1. Un destinatario;
  2. Un área de distribución;
  3. Un título que lo describa brevemente.

De este modo: SB [destinatario] @ [área] => SB ASTRO @ LUNET

Donde "ASTRO" es el destinatario (por ASTROnomia) y "LUNET" es el área de distribución.

Las áreas de distribución (LUNET, LATNET, etc.) ya están definidas y usted no puede generar áreas nuevas porque el BBS no sabrá como manejarlas, en cambio el destinatario puede ser cualquiera que elija, pero que indique un grupo de interesados simbólico, yo emplee como destinatario "REGLAS" para los boletines que tenían que ver con la reglamentación o "CUENTO" cuando envié algún relato por la red, la elección del destinatario genérico es totalmente libre.

Enviar mensajes

Los mensajes a diferencia de los boletines tienen el carácter de personales. Consisten en un texto (o programa) que se envía a un colega en particular y no aparecen en los listados generales cuando se se piden con una orden tipo "ll 10" o "LB" (exceptuando los de Ud. o para Ud. en el caso de la orden ll nn).
No implica que su privacidad tenga el sentido de "confidencial", cualquiera los puede leer cuando se están distribuyendo por la red o, en algunos BBS sin necesidad de cambiar la señal distintiva. Si bien los reglamentos no permiten comunicaciones de carácter privado y cualquiera puede curullar cualquier QSO, no es menos cierto que la lectura de mensajes pertenecientes a terceros es considerada una práctica de mal gusto por la mayoría; a menos que lo considere estrictamente necesario le convendrá evitar leer lo que no es suyo sin permiso, porque se hará acreedor al poco honroso título de fisgón.

Un mensaje personal se instala en el BBS de la misma manera que un boletín con ligeros cambios. "SB" se sustituye por "SP" y el área de distribución se sustituye (en general es innecesario) por la señal distintiva del BBS Home (o BBS "casilla de correo" del destinatario).

El BBS home es un dato que todos los BBS's le solicitan la primera vez que hace su ingreso a ellos y representa el BBS a que irá a parar toda la correspondencia dirigida a Ud. cuando sea distribuida (forwarding). Si conoce cuál es el de su destinatario puede escribirlo, si lo desconoce, es posible que el BBS tenga esa información en su base de datos y el o su operador se encarguen de enviarlo a donde corresponda.

Por ej:

SP LU6ETJ @ LU1DBQ o simplemente SP LU6ETJ

Algunos BBS mantienen actualizada esa base de datos pero demanda algún tiempo, elija como BBS Home cualquiera que este seguro de acceder fácilmente desde su QTH y que además ofrezca garantías de que va a permanecer en el aire un tiempo razonable.

Recibir mensajes

Eso está fuera de su control, del mismo modo que uno no "decide" recibir una carta. Cuando haya mensajes para su estación el BBS se encargará  de avisarle, pero recuerde que el mecanismo automático de distribución requiere que Ud. no "se mude" de su BBS HOME mensualmente. Para leerlos basta con dar la orden:

"RM" (por Read Mine) o "R nnnnn" (donde nnnnn es el número que tiene asignado y que puede averiguar mediante la orden "LM" (por List Mine).

Una vez informado de su contenidos proceda a borrarlos mediante la orden "KM" (por Kill Mine) o "K nnnnn" (donde nnnnn, es el número del mensaje a borrar). Esto libera memoria del sistema y evita "miradas indiscretas".

Tomar (download) archivos del los directorios del BBS

Los BBS ofrecen otro servicio adicional. Pueden guardar en directorios convenientemente ordenados (a veces no tan ordenados) información de carácter general, tanto de textos como de programas. Si el operador es responsable, seguramente encontrará en ellos mucha información que él ha ido procurando de sus propias fuentes o de la boletinería que circula a diario; información lograda mediante el esfuerzo conjunto de todos los aficionados del mundo que la han ido volcando a lo largo de estos años a la red. Encontrará  boletines instructivos, tablas, datitos útiles, etc. Tal vez pocas cosas resulten tan valiosas para el aficionado como esta prestación.
Al principio los programas suelen acaparar el interés (y los "nervios" de los demás usuarios), se bajan cientos de Kilobytes de cuanto programa ande suelto: Juegos, utilitarios, imágenes, etc. Es como si a uno le dieran las llaves del almacén de golosinas con "canilla libre". La glotonería hace presa de nosotros. Es otra práctica que se abandona pronto a 1200 baudios, por cansancio o porque los demás colegas lo hacen notar sutilmente, en la medida que el tiempo de ocupación del canal puede ser excesivo.

Insistiré en que no se prive de esa experiencia por la presión de los amigos más apurados o menos tolerantes, pero las buenas relaciones y la consideración por los demás siempre serán un bien digno de cultivar.

No es mala idea, de vez en cuando hacerle saber al SysOp cuáles son sus preferencias, como así también sus críticas, en cuanto a la organización interna, calidad de la información recopilada o procedimientos. Para un operador puede llegar a ser descorazonarte advertir que nadie se toma el tiempo para escribirle unas líneas. No es necesario endiosarlo: basta con mostrar interés y compañerismo. Siéntase libre de expresarle sus pareceres con franqueza y respeto, un SysOp es un ser humano con virtudes y defectos. Existirán aquellos que instalarán un BBS por solidaridad o vocación de servicio y existirán también quienes lo hagan por vanidad o poder. Cualquiera sea el caso su comunicación le hará conocer su aprobación o disgusto y ambas cosas son necesarias para "ese ser humano" aunque, como siempre, no ser amarretes con los elogios y pensarlo dos veces antes de efectuar una crítica resulta buena combinación...

Incorporar (upload) archivos a los directorios del BBS

También los BBS permiten incorporar a sus directorios archivos que se envían mediante los comandos apropiados. En este sentido algunos SysOps (operadores o propietarios del sistema) habilitan un directorio especial para recibir estos archivos, reservándose el derecho de aceptarlos o no, del mismo modo que depositarlos en el lugar más conveniente, mientras que otros le dejan esa tarea a Ud. Generalmente en el primer caso encontrar  un directorio con un nombre que
indique su finalidad tal como "BUZON" o "UPLOAD", en los segundos pueden ingresarse en directorios existentes, los del tipo FBB hasta han previsto la creación de directorios nuevos y se accede a ellos mediante órdenes similares a las del DOS de su PC.

Lo que puede enviarse a estos directorios tal vez sea más flexible que la boletinería, pues un largo programa subido al BBS producirá una sobrecarga breve y limitada en la frecuencia de trabajo, mientras que el mismo programa enviado como boletín produciría una sobrecarga severa pues se repetirá en el aire tantas veces como BBS's haya en la red del área de distribución elegida.
En algunos casos una información que no es "noticia", sí puede ser interesante mantenerla en reserva en esta suerte de Banco de datos para quien la pudiera requerir. Desde este punto de vista también es conveniente estimular la práctica de subir archivos a los directorios internos, aunque es preferible antes de hacerlo consultar con el operador del mismo, porque puede suceder que ya se encuentre allí, o que el no desee tenerlo, con lo cual se ahorrará tiempo tanto Ud. como la red. Estos criterios apuntan a una práctica prudente y conservadora de los recursos, aunque no deben ser motivo de timidez o autoexclusión en ningún caso.

Una manera "elegante y considerada" de no sobrecargar la red con un archivo de programa extenso podría ser la de anunciar mediante un breve boletín que en tal BBS se ha incorporado tal archivo, de manera que los eventuales interesados puedan obtenerlo mediante los utilitarios (llamados "servers" tales como el utilitario "recfile").

Los parámetros de configuración y las picardías usuales

La tecnología empleada permite compartir el canal entre varias estaciones simultáneamente, para ello se han desarrollado métodos que lo hacen posible con la menor cantidad de interferencia posible, pero esos métodos dependen del correcto establecimiento de parámetros en el TNC que son no solamente técnicos sino "éticos", pues implican la necesidad de establecer un acuerdo entre las partes.
Seguramente algún colega le informará cuáles son las picardías para "ganarles de mano" a sus colegas de la frecuencia modificándolos para acelerar el acceso al canal otorgándole cierta preeminencia, pero son tan sencillos que rápidamente todos saben como igualar sus condiciones y el resultado es que los paquetes de datos se interfieren mutuamente entre si, en el éter, sin ninguna ventaja para los competidores.

Una buena práctica operativa consiste en respetar las convenciones que democratizan el acceso al canal a rajatabla y exigir vehementemente el mismo respeto por parte de los demás con persuasión y paciencia. Si no se sigue este consejo igual puede funcionar, pero es probable que alguien se sienta tentado a aplicar "correctivos" mediante una desconexión forzosa que interrumpirá enojosamente su flujo de datos. Es posible que esta mala práctica se pueda extender al TNC empleado en un BBS haciendo que tenga privilegio sobre el canal, algunas notas al SysOp seguramente serán escuchadas, y corregidos los inconvenientes.

Si dos estaciones con la misma señal distintiva acceden a un BBS, este las desconectará automáticamente. No falta quien emplea este recurso para desconectar a otros por diversión o travesura, si su estación se desconecta imprevista y reiteradamente de un BBS intente efectuar rápidamente un "connect" a su propia señal distintiva. Si escucha una respuesta ya sabe que por ahí anda el diablo metiendo la cola.
También alguien puede desconectar un QSO colocando en su TNC (el de él), la distintiva del corresponsal de usted y enviar un "disconnect", con lo que el propósito del malintencionado individuo será satisfecho, intente el mismo procedimiento para descubrir esa posibilidad, pero tenga presente en ambos casos que un programa BAYCOM posee la habilidad para conectarse consigo mismo y eso lo puede confundir. Algunos TNC disponen de un comando que se llama "CONPERM", si ambas estaciones lo habilitan, tal vez el malo se quede con las ganas...

He visto hace unos días un programa "desconectador" que realiza esa indigna tarea automáticamente, quien lo haya pergeñado seguramente pagará sus culpas con algunos de los tantos virus que andan dando vueltas creados por tipos de su misma ralea de modo que, al menos, le queda algún consuelo para su desgracia...

Le cuento estas cosillas pues junto con lo bueno también existe lo "no tan bueno" en Packet. Como toda actividad desarrollada por seres humanos encontrará de todo un poco y aquí también conviven "la Biblia junto al calefón", pero como dijera José Larralde: "Si no existiera el frío, cómo sabría lo lindo que es el calor...?"

Sugerencias operativas

Todas las personas tienen horarios que deben respetar en sus ocupaciones y por ende a veces cuentan con ciertas horas y días para el hobby. Algunos BBS como el tipo FBB presentan histogramas de uso que hacen posible conocer los horarios de más demanda. Si desea bajar o subir un programa hágalo preferentemente en los horarios menos concurridos para dar oportunidad al resto de leer su mensajería y los boletines de texto que son porcentualmente mucho más reducidos en cantidad de bytes que un programa de tamaño medio.
Las transferencias de datos punto a punto, conviene hacerlas en frecuencias no ocupadas por BBS, eso no solamente aliviará esos canales que son naturalmente más exigidos, sino que podrá completarlas más rápidamente.

En un canal compartido será conveniente no establecer la configuración de cantidad de frames y de bytes máxima admisible, pues el paquete de datos es muy largo y tiene mayor probabilidad de ser afectado por los ruidos o la mala calidad del enlace. Un MAXFRAME=7 con un PACLEN=255 suena tan largo al oído que saca de las casillas hasta al más pintado, tentándolo a forzar la desconexión de su estación.
Si los amigos advierten que se está transfiriendo un programa mientras Ud. está viendo cómodamente la TV, seguramente no sentirán gran remordimiento de desconectar dos máquinas que están poncheando entre sí. Todavía está pendiente la discusión ética que representa el intercambio de datos automático entre BBS. ¿Quién tiene más derecho de uso del canal, las máquinas o las personas detrás del teclado?. ¿Desconectar un BBS es una interferencia a un colega o a un robot?, discusión casi bizantina que seguramente nunca tendrá otra respuesta que las soluciones concertadas amistosamente.

Si se cuenta con una estación de poca potencia, poca altura de antena y alejada del BBS, es posible que tenga que renegar un poco más. Recuerde que quienes instalan un BBS tienden a hacerlo con buenas condiciones (pero no se fíe demasiado de ello) y es probable que el receptor del BBS este escuchando a estaciones que el suyo no oye, demorando algo en sus respuestas. El fenómeno más común resulta de la interferencia entre paquetes de datos provenientes de estaciones que no se escuchan entre si y que trasmiten simultáneamente en la suposición de que el canal está vacío, resultando en que arriban al BBS totalmente o parcialmente interferidas, entorpeciendo su respuesta.

La baliza pertenece al pasado remoto en que escuchar una estación de Packet era un DX, hoy su aplicación es casi nula, salvo contadas excepciones, tales como un anuncio del tipo "Regalo handie nuevo, sin uso" o "Mi hermana de 18 años, (90-60-90), tiene mucho dinero y busca novio", cualquier otra cosa, es posible que no le interese a nadie y pocas hay más aburridas que una baliza anunciando la existencia de una estación cuyo operador no se halla QRV en el teclado. Además, ocupan el canal innecesariamente. Si desea hacer un QSO con otra estación, no es mala idea encender la baliza y hacer que ella efectúe un CQ cada minuto o tres, pero después ¡por favor apáguela antes de irse a dormir! o una vez finalizado el intento. Una baliza informando que fulano existe (pero que no está en el teclado), no es una baliza, sino un "cartel de propaganda"...

Sugerencia para aprovechar el sistema

Las redes actuales tienen, al menos teóricamente, la posibilidad de intercambiar mensajes y boletines con colegas de todo el mundo. La ventaja primordial de las nuevas costumbres basadas en esa capacidad posibilitan un intercambio de correspondencia que no tiene necesariamente que estar limitado a los vecinos inmediatos.
Con la misma paciencia y perseverancia conque algunos radioaficionados coleccionan QSL's de todas partes del orbe, con un poco de imaginación podrá establecer contacto con personas de todo el mundo, sin la limitación de horarios, condiciones de propagación y equipos utilizados, no importa dónde se encuentren. Esta posibilidad fascinante hace más y más real el concepto de la "aldea global" y está al alcance de su mano, solamente necesita de entusiasmo para ser un hecho concreto e inmediato.

Por el momento la boletinería que podrá encontrar es un tanto impersonal, es decir que no se estructuran de manera semejante a una "rueda", los boletines emplean en general un tono "informativo". Si bien a veces aquí se "arma" por algún tema ocasional (generalmente una "peleíta"), lo cierto es que no es común el diálogo sobre temas de interés en público (privándonos un poco del siempre renovado placer de "la curulla"). Imagine lo interesante que sería asistir a una "charla escrita" sobre temas tan interesantes como el futuro del hombre, o de los viajes espaciales o... lo que sea, sin depender de nuestros horarios y con la posibilidad de ¡participar activamente en la misma!. Tampoco el "que dirán" debe ser un elemento que lo intimide para participar, si lo que tiene que decir si Ud. siente que que el aporte es útil para el tema que se desarrolla.

Si tiene alguna duda o tema que considere de interés para algún otro colega formúlela públicamente en un tono que invite a respuestas también públicas. Su duda o curiosidad puede ser también la de otros que posiblemente se harán presente del mismo modo que un tema que invite al debate o a la concurrencia de conocimientos y experiencias compartibles.

Hay muchos viejos paqueteros y también viejos radioaficionados que siempre "están espiando por el ojo de la cerradura", aunque casi no se dejan ver; una suerte de ermitaños empedernidos que de esto saben mucho, (como el mismísimo viejo Bogo...), todo es cuestión de ingeniárselas para sacarlos de sus madrigueras, hacerlos hablar y aprender de su experiencia...

¡Bienvenido al Packet Radio!

73's de LU6ETJ


Volver a la página principal


Copyright © 1993 - 2014 Miguel Ricardo Ghezzi - LU 6ETJ - Argentina.